martes, septiembre 09, 2014

EL DÍA MÁS FELIZ DE MI NIÑEZ, por Violeta Merino



La Madre Agatha nos preparó en Segundo de Primaria para la Primera Comunión. Creo que al comienzo todos sentimos miedo porque la Madre era un poco malhumorada y se ponía muy; pero muy roja cada vez que se molestaba. Finalmente no hubo razón para ningún temor, pues la Madre Agatha resultó muy cariñosa con nosotros.
El domingo 30 de agosto de 1970,  día de Santa Rosa de Lima, hicimos nuestra Primera Comunión. 



Por más que trato, no puedo recordar con qué canción recibimos la Eucaristía. Mi mamá, que hizo su Primera Comunión el 11 de noviembre de 1936,  me contó que cuando ella recibió la Comunión cantaron: “Oh buen Jesús yo creo firmemente, que por mi bien estás en el altar…” Mis compañeros de colegio me hicieron creer que yo tenía buena memoria; pero ¿Cómo es posible que mi mamá se acuerde y yo no?
No voy a relatar la ceremonia en sí porque todos pasamos por lo mismo y nuestros hijos también. Puedo decir que fue un momento que yo esperaba con ansias, pues mi mamá siempre nos llevó a Misa (generalmente íbamos a la Parroquia San Ricardo , con el Padre José) y nos ponían a mi hermana y a mí una mantilla en la cabeza. Yo ya quería comulgar.
Aquella tarde del 30 de agosto , mi mamá preparó torta de canela (habían unas cajas para hacer queques Happy Birthday). Mi mamá siempre nos hacía estas tortas para los cumpleaños: había de chocolate, naranja y vainilla. Recién había salido el sabor de canela; lo escogí para mi torta y mi mamá hizo dos queques, puso uno encima del otro y lo cubrió de merengue. Compramos también pasteles en una pastelería que  ya no existe; ahora hay un grifo.
Lo más probable es que en la noche haya visto El Topo Gigio

y luego Daniel Boone    (Siempre veía esos dos programas los domingos en las noches).
Si tuviera que escoger el día más feliz de mi niñez no me cabe la menor duda que ese fue el día en que hicimos la Primera Comunión. No me cansaba de mirar las  estampitas que intercambiamos; la torta y los pasteles me parecieron deliciosos. Disfruté mucho la pequeña celebración que me hicieron en  casa ; en ella lo que más sobraba era amor. Una vez más compruebo que la felicidad está en disfrutar   las cosas simples de la vida. Y lo más importante de todo, el recibir el Cuerpo y Sangre de Cristo, que es mi fortaleza, mi “seguro semanal” contra los problemas y adversidades.
Todos los años, cada 30 de agosto, al momento de comulgar, en ese momento pido por mis amigos y compañeros de toda la vida de Nuestra Señora de Guadalupe (Reina de las Américas). Es una costumbre  que espero nunca perder.
¿Y cómo fue el año 1970? Nosotros en verano solíamos ir a la playa (La Herradura) de lunes a viernes, nunca íbamos los fines de semana. Habían muchas canciones playeras, como la de Los Diablos, que al escucharlas me parece que estuviera jugando con la arena y en el mar; cuando nos echábamos aceite y el bloqueador no existía. 

 Nos cambiábamos en unas carpas que parecían hornos (era lo único que me disgustaba de la playa). Sin embargo, los rayos del sol antes no eran tan agresivos como lo son ahora.
El jueves 15 de enero una fortísima e inusual lluvia nos sorprendió a todos. Mi papá y mi hermano Óscar fueron a la fiesta de quince años de mi prima Yanira. Yo estaba viendo “Tierra de Gigantes” en la televisión
    y miraba por la ventana cómo las pocas personas en la calle  regresaban a sus casas apuradas para protegerse de la lluvia y pensaba cómo la estaría pasando mi prima en su fiesta en el Hotel Riviera.
En ese año, cada que escuchaba “Esta tarde vi llover”, de Armando Manzanero

 mi mente volvía a esa noche inolvidable    de lluvia. Y los periódicos decían que una lluvia de esa magnitud no se presentaba en Lima desde hacía 40 años.
Algo que recuerdo mucho de ese año son los pelícanos que veía caminando por la ciudad. ¡Qué locura!
Algunas canciones que se escuchaban en la radio, tal vez del año anterior fueron: Va cayendo una lágrima en tu mejilla de los Iracundos (siempre que escucho esta canción recuerdo a mi prima Marita que la canta muy bonito, con un estilo muy peculiar).


El domingo 31 de mayo un terremoto muy fuerte sacudió Lima. A los dos días Perú debutó en el Mundial de México 70. Se vivía una fiebre por el fútbol. Un chocolate se puso de moda para esa época: Golazo de Motta. En medio de tanta tristeza nuestra selección nos dio una gran alegría. Digo “nos” aunque en ese tiempo yo no veía los partidos. Por todas partes se escuchaba el “Perú Campeón”.
Dicen los entendidos que el partido que jugó Perú con Brasil (campeón de ese mundial, con Pelé, con la mejor selección de Brasil de todos los tiempos) fue uno de los mejores partidos. El partido fue en la tarde del domingo 14 de junio y todos estaban prendidos del televisor. La calle estaba desierta. Mi amiga Jenny y yo éramos las únicas personas jugando en la calle .En dos momentos todo retumbó, parecían terremotos…y en realidad fueron los gritos de las personas por los dos goles que metió Perú.

 ¡Qué daría ahora por ver a nuestra selección en un Mundial de Fútbol!
En la década del 70 había muy buena música, En casa se escuchaba de todo, había para todos los gustos: música clásica, criolla, canciones en inglés y en castellano. En ese tiempo yo no prendía la radio, tal vez por eso me llamaban más la atención las canciones simples en castellano que  podía cantar. Algunas canciones que recuerdo haber escuchado y me gustaban en ese año son:
“Ding dong son las cosas del amor” de Leonardo Favio.



“Voy a pintar las paredes” de los Tíos Queridos. Esta canción ahora no me hubiera gustado nada; sin embargo cuando era niña la música era pegajosa y fácil para cantar.


“El sonido del Silencio” de Simon and Garfunkel.



“Cómo somos” de Fedra y Maximiliano




“Rosa, Rosa” de Sandro. 


“Oye cómo va” de Santana. 

A mí me gustaba mucho el colegio; sin embargo también me gustaba faltar. Cada que me enfermaba mi mamá me compraba una botellita de jugo Watts, manzana California (que venía envuelta en papel sedita) y  chistes de la Pequeña Lulú y Archie. Pero lo que más me gustaba era ver “Natacha”

 la telenovela peruana que daban en las tardes (aprovechando que mi papá estaba en su trabajo, ya que él no nos dejaba ver telenovelas, hasta que después de dos años logramos que nos dejara ver Nino y un año después lo convencimos para ver Esmeralda con nosotros).
Para todos los padres y especialmente para el mío, tan lindo y maravilloso, “Mi viejo” de Piero,  que sonó mucho en la radio ese año y que le gustaba tanto a mi papi.


 También escuchaba en Radio Programas del Perú cuando faltaba al colegio “La Doctora Corazón”.
En esa época en los hogares había un solo televisor y todos  nos poníamos de acuerdo para ver el mismo programa. Cuando nos enfermábamos y peor aún cuando estábamos con fiebre, mi mamá no nos dejaba salir del dormitorio. El único televisor se encontraba en la sala y sin embargo nunca dejamos de ver ningún programa. ¿Cómo pudimos ver los programas desde el dormitorio si el único televisor estaba en la sala? Muy fácil: mi hermano César se las ingenió para poner en las habitaciones espejos - uno reflejando al otro- hasta llegar a los dormitorios. Subíamos el volumen del televisor de la sala y el enfermo veía y escuchaba cualquier programa. Esa fue nuestra “alta” tecnología.
En 1970 se separó el mejor grupo musical de todos los tiempos, Los Beatles, dejándonos tantas lindas canciones, una de ellas Let it be, que justamente la película del mismo nombre ganó ese año un Óscar a la mejor banda sonora adaptada. 


En esa época estuvieron de moda los festivales de canciones. En 1970 saltó a la fama José José, quien participó en el Festival de la Canción Latina y aunque fue ovacionado por el público, incomprensiblemente quedó tercero, con su canción El triste.  

Mientras tanto, en el Festival de Eurovisión, Julio Iglesias quedó cuarto con su canción “Gwendolyne”. 












En Perú también tuvimos el “Festival de la Canción de Ancón”; ese año ganó el vals “Qué importa! De Juan Mosto.  















Una de las mejores voces, no solo de España sino de todos los países de habla hispana es sin duda Rafael; una de sus canciones de la época es “Ave María”. 


Para terminar, una canción que puedo escucharla mil veces y nunca me cansará es “Cómo has hecho” de Doménico Modugno.  


¿No es linda la canción? Seguro  mis hijos dirán: ¿Otra vez el viejito con bigotes?

Bueno, espero que les haya gustado esta pequeña reseña del año 1970, año de mi Primera Comunión, que la recuerdo cada año con mucho cariño. Ese año fue muy lindo (a excepción del terremoto).En esas épocas casi todos los niños vivían con sus padres y salían libremente a las calles a jugar. Los padres tenían más tiempo para conversar y jugar con sus hijos. No se hablaba de “vacaciones útiles” los chicos no necesitaban eso, bastaba con ir a la playa, jugar en la calle con los amigos. Sin tanta tecnología la familia permanecía más unida. En las reuniones todos conversábamos, no existían los celulares ni mucho menos la internet ni redes sociales que muchas veces  nos aleja de las personas más cercanas. En cuanto a la educación, me parece que en los colegios nos enseñaban menos que ahora y sin embargo los alumnos aprendíamos más. Los profesores eran capaces de gobernar un salón de hasta cuarenta personas y casi ni se necesitaba de un psicólogo que dijera que el alumno tenía “baja autoestima” u otros problemas. Tampoco se veían casos de “bullying”. La música era muy buena. 1970 fue el último año del horario partido en los colegios. En la televisión habían muy buenos programas educativos y de entretenimiento (el término “televisión basura” no existía); no había morbo ni violencia.  Las noticias de espectáculos trataban sobre los artistas, sus presentaciones y no sobre sus escándalos. Los titulares de las noticias no eran los asesinatos, ni asaltos, ni tanta violencia como vemos ahora. Las chicas no hablaban lisuras y tenían más pudor. En fin, esa linda época ya pasó y cada época tiene su encanto.

Etiquetas: , , ,

miércoles, noviembre 18, 2009

Momentos inolvidables – Segunda Parte- Por Violeta Merino

Las últimas vacaciones de colegio las pasé en plena dieta, nada de gaseosas ni helados. Con mucho esfuerzo alcancé la meta. En las mañanas iba a la playa y a las clases de natación. En las tardes estudiaba inglés y pasaba por una panadería. Me detenía a mirar las tortas, escogía la que más me provocaba, imaginaba que la comía y seguía mi camino. Las clases de inglés me encantaban. Lo único que no me gustaba era perderme mi serie favorita que daban de lunes a viernes a las tres y treinta de la tarde en el Canal Cuatro “Papá lo sabe todo” (una serie antigua de los años cincuenta, que trataba de una familia norteamericana tradicional y con valores).



Tampoco podía grabarla ya que en ese tiempo no había VHS, ni siquiera Betamax y me la tenía que perder para no faltar a las clases de inglés.

Total, tanta piscina, tanta playa y la dieta me debilitaron y la última semana de marzo me enfermé, tuve fiebre, no pude asistir a la última semana de mi último ciclo de inglés ni pude dar el examen final. En la radio sonaba “Copacabana” de Barry Manilow



y mientras escuchaba el Long Play que me había comprado de la película “Nace una estrella” con Barbra Streisand,



yo pensaba : “¡Qué hago aquí metida en la cama sin hacer nada!”. No quería perderme el examen y mucho menos el primer día de Quinto. Sin embargo, la profesora dijo que el único día que me podía tomar el examen era el primer lunes de abril en la mañana; es decir, el primer día de colegio.

Con tanta ilusión que tenía de ir al primer día de Quinto y que me vieran delgada, tuve que faltar para rendir mi examen final de inglés. En la tarde fui al centro a comprar mis zapatos, por primera vez con tacos. Me parecía raro faltar el primer día de colegio. Traté de no demorarme mucho porque ese día comenzaba una serie de Julio Verne ”Dos años de vacaciones” (Era un ciclo de novelas famosas, se llamaba “Joyas de la Literatura” y lo daban los lunes a las siete de la noche en el Canal Cinco) y no me la quería perder.



Al regresar a casa llamé por teléfono a Flor Guibu para que me cuente las novedades y cerciorarme de que no me habían cambiado de salón. Me contó que había llegado una chica de Estados Unidos ,Jaimie Throgmorton-con quien luego nos hicimos muy amigas y mantuvimos correspondencia por un tiempo- se hospedaba en casa de Hilda Lozano. Me alegré mucho porque sabía que con ella podría practicar inglés y conocer más de su país.

Al día siguiente fui al colegio con Doris Márquez y me sentí muy contenta porque Maritza Otiniano no me reconoció de espalda. Sentí que valió la pena todo el esfuerzo que hice.

Cuando estuvimos en Quinto la Directora fue la Madre Adela. No sé por qué motivo el Ministerio de Educación suspendió las clases por diecisiete días en mayo. En junio apoyamos la huelga del Sutep (a pesar de ser colegio particular). Me sentí muy desconcertada por eso. No me gustaba quedarme en las mañanas en casa y en abril comencé a estudiar francés en las tardes. El tiempo pasaba y la huelga continuaba. Asistíamos al colegio; pero no dictaban clases. En casa decidimos que si no se solucionaba el problema me cambiarían de colegio, para no perder el último año. La idea no me simpatizaba nada; si tanto escándalo hice cuando me cambiaron de salón, qué sería cambiar de colegio el último año y con las clases comenzadas. Felizmente, después de casi dos meses la huelga terminó.

En mayo de ese año, el que menos estaba asustado porque el físico norteamericano Brian Brady pronosticó un terremoto en Perú. En Lima tuvimos terremotos en 1966, 1970 y 1974, es decir, cada cuatro años. Estando así las cosas, la idea del terremoto no parecía tan descabellada. Afortunadamente no pasó nada.

En junio Olga Zumarán salió elegida Miss Perú. Era el tiempo en que las misses, no pasaban por el quirófano.



Por un lado el temor al terremoto; por el otro la ilusión de la participación de Perú en el Mundial de Fútbol de Argentina 78.



Muy pocas personas contaban en ese entonces con televisor a color y en todo caso sólo podían ver a color en las transmisiones vía satélite. Flor Guibu me contaba que veía algunos partidos en casa de un familiar y me decía de qué color eran las camisetas. Ya con eso me contentaba y me preguntaba si algún día yo también tendría un televisor a color.

En una ocasión como Hilda Lozano faltó al colegio, yo acompañé a Jaimie en los recreos. Para suerte mía, Jaimie me dijo que quería descansar del castellano por un rato, así que ese día llevé con ella un curso súper intensivo de conversación en inglés, no hablamos nada en castellano. Y mientras caminábamos en el patio, nos cruzamos varias veces con las amigas inseparables Luchi Ramírez, Carmen Picón y Lili Madrid (siempre riéndose las tres y en complicidad). Por otro lado paseaban Luzmila Hidalgo, Rocío Chalco y Silvia Iturrarán (tarareando una canción). También caminaban un poco preocupadas Flor Guibu, Blanca Guerra y nuestra recordada amiga Zoila Rivas.

Silvia Iturrarán cantaba muy bonito y un día cantó delante de todos “Concierto para una sola voz”, realmente una canción dificilísima. Yo pensé que en la parte más alta ella iba a desafinar; pero me equivoqué y le salió muy bien.



Sin duda, si ella se hubiese dedicado a la lírica hubiera sido una magnífica soprano. Con Silvia fuimos muy amigas, tan amigas que hasta compartimos al mismo enamorado......imaginario; se llamaba Fernando y nos sacaba de apuros cuando lo necesitábamos.

La música seguía presente en todo momento. Norma Palma cantaba: “¡Ya no puedo más!, ¡Ya no puedo más!, de” Vivir así es morir de Amor” de Camilo Sesto.



Gilbert Lanoire interpretaba las canciones de los Bee Gees, Rocío Chalco cantaba: “Sólo tú”



y “Esta tarde, qué tarde” de Matía Bazar



y trataba de convencerme para salir a correr en las mañanas con Silvia Iturrarán al Parque Unión Panamericana. Logró convencerme; pero el entusiasmo me duró un día. Las dos corrían contentas subiendo y bajando las “lomitas”. Definitivamente eso no era lo mío. Y mientras Camilo Sesto nos decía que tenía celos (léase “zelos”) de los ojos de un amigo, del saludo de un vecino y del forro de tu abrigo, yo pensaba lo lindo que debía ser que a una la quieran de esa manera, que siempre estén pensando en una (¿?).





Y sin duda lo que marcó el cambio de una época fue la película “Saturday night fever”. Comenzaba la música Disco. Inclusive cambió la moda. Se pusieron de moda las discotecas. Salió una moda mucho más bonita y juvenil, con colores alegres, comenzaban los brillos. Antes de eso las chicas usábamos las faldas chanel, hasta varios quinceañeros fueron con esa moda, con colores oscuros, moda muy seria, muy formal, nada juvenil.

Un día Ada Díaz contó que había ido a una discoteca. Mientras Adita hablaba se me vino a la mente el tema de Fiebre de Sábado por la noche, “More than a woman”, bailado por John Travolta y mi imaginación voló.



Pensé: “El próximo año iré a una discoteca, me pintaré el pelo, un día seré rubia otro día, pelirroja. Me casaré muy joven, por lo menos tendré tres hijas (tenía varias combinaciones de nombres de mujeres) y si se puede, hijos también. Mientras más joven me case más posibilidades tendré de ser abuela y bisabuela. Celebraré mis Bodas de Oro. Mi matrimonio durará toda la vida. Seré traductora. Seré feliz”. Bueno, debo confesar que nunca fui a una discoteca, jamás me pinté el pelo, me casé a los treinta años, tengo dos hijos varones, soy divorciada, ya no tengo que soportar los celos enfermizos de nadie, soy abogada y soy mucho más feliz de lo que imaginé.

Faltaban pocos meses para culminar el año. Javier Vega dibujaba muy lindo; María Gallegos escribía y dibujaba con ambas manos; Nérida Adianzén (la chica más dulce del salón) se perfilaba como la escritora de la promoción, inclusive ya había ganado concursos literarios a nivel de Lima Metropolitana. Nuestro deportista más destacado, Roberto Novoa se accidentó en las Olimpiadas en la prueba de salto largo o triple. Ricardo Rossi se casó; los profesores le comenzaron a decir “Señor Rossi”. Jessi Portocarrero arrancaba suspiros a los caballeros. Irma Terrones contagiaba a todos con su alegría desbordante. Rossana Scheggia y Luchi Ramírez no paraban de reír. La más chiquilla de la promoción- Marina (Charo) Zevallos- se distinguía por su amabilidad, por su forma tan especial de ser, tan “señorita” ella. Carmen Ochoa contaba las ventajas de tomar leche con plátano licuados en las mañanas para adelgazar y eliminar la barriga. Pedro Verano se convirtió en “Peter Summer”. Renato Tolentino andaba concentrado en sus estudios. Pedro Caro paraba muy callado. Wilfredo Colunga nos hacía reír a todos con sus ocurrencias. Jorge Chilamaza, Tito Morales y Aldo Rueda tenían siempre la sonrisa en sus labios. Gustavo Andrade parecía un poco ausente. Hernán Caballero me hacía reír mucho y a su vez me confiaba sus penas y alegrías y yo me sentía importante al ser algo así como su consejera. Ada Díaz decía que Rosa Bendezú era igualita a mí. Juan Pablo Ochoa dejaba su habitual sonrisa para aconsejarme algunas veces y hacerme pisar tierra; cuando se ponía serio me hacía recordar a Juan Segundo. Aparecieron unos seres extraños, liderados por Giuliana Raggio; los “Androides” (Tzs, tzs, tzs...., tzs, tzs, tzs,....tzs, tzs, tzs).

Había cierta tensión; algunos estudiaban en las tardes en academias de preparación, otros estudiábamos idiomas. Un día Gilbert me acompañó a mi clase de francés y cual “flechazo”, la profesora me preguntaba todos los días: “¿Cuándo traes otra vez a tu amigo?” o “¡Qué simpático es tu amigo!”

Los días pasaban; sentía mucha pena porque se acababa una etapa maravillosa de nuestras vidas. Sabía que sonaría ese timbre que no quería escuchar. Sin embargo, también ansiaba escuchar otro timbre que me dijera que mi pesadilla, mi tortura de tantos años llegaba a su fin. Para mi felicidad también faltaban pocos días para que se acabaran las clases de educación física que tanto detestaba. A la mayoría ese curso le gustaba; para mí era un martirio. Todo me salía mal. Apenas veía el taburete me parecía que me iba a matar, por eso nunca intenté siquiera hacer esos saltos. Dos años antes nos hicieron correr en un estadio de Barranco. ¡Fue horrible! Con Alicia López y María Wu pensábamos regresar en el “Ikarus” y al final nos regresamos caminando. Llegué cansadísima a casa. Mis padres pensaron que yo estaba cansada por haber corrido y no conté hasta mucho tiempo después, que nos regresamos caminando porque no pensábamos estar tan lejos de Balconcillo; ¡me sentí tan tonta!.

Cuando escuché el ansiado timbre al final de la última clase de educación física de quinto, no fui la única en festejar; la alegría que sentimos con Lili Madrid fue indescriptible, las dos estábamos eufóricas. Sin duda ese fue uno de los días más felices de toda mi vida .Giuliana Raggio-a pesar de ser basquetbolista- también se alegró, aunque no tanto como nosotras.

Y así llegó el último día de colegio, con diecisiete años teníamos toda la vida por delante (y la seguimos teniendo). Milagros Revelo se preguntaba: “¿Qué será de nuestras vidas?, ¿Nos veremos?, ¿Quiénes se casarán saliendo del colegio,…?” A estas alturas de la vida esas interrogantes ya se despejaron. Sin embargo la vida siempre está llena de sorpresas y me gusta pensar que lo mejor de nosotros está por suceder.

Momentos inolvidables- Primera parte-Por Violeta Merino

Sonó el timbre por última vez. Se respiraba una extraña mezcla de tristeza, preocupación y alegría. Tristeza porque sabíamos que muchos no nos volveríamos a ver (nadie imaginó que después vendrían la internet y el celular). Preocupación por enfrentar a los exámenes de ingreso a la universidad y principalmente a la vida. Y alegría porque se acababa nuestra adolescencia, ya no estudiaríamos los cursos que no nos gustaban, podríamos estudiar o hacer lo que quisiéramos (ya no nos pondríamos más ese uniforme único con ese color tan feo).

Unos lloraban, otros reían. Algunos se pintaban las blusas y camisas. Nos escribíamos recordatorios en nuestros cuadernos (aún conservo el mío). Ya a la salida, en el patio, estando con Mónica Cárdenas, se me vinieron a la mente una serie de recuerdos de los últimos años y ese último día a diferencia del primer día de clases no era Mónica -la chiquita de blanco- quien lloraba sino yo, y así como a mí me llamó tanto la atención su llanto de niña, Mónica (me lo dijo hace un par de años) no entendía el porqué yo lloraba tanto.

Recordaba cuando el año anterior, al entrar a Cuarto, en la formación, creo que fue el profesor Vera quien llamó a los alumnos a su salón, yo daba por descontado que me iban a llamar a mis sección “B” y cuando dijeron los nombres de la sección “A” y escuché el mío sentí una desazón, pensé que se trataba de un error; pero no fue así, me habían cambiado de salón. Traté de evitarlo; pero llegué con los ojos llorosos, (aunque pensé que nadie lo notaría) y encontré muy sonrientes a Mónica, Silvia Iturrarán y Roxana Vizcarra recibiéndome con cariño.

Yo les decía a las chicas que seguro había un error y que regresaría a mi sección “B”. Conmigo llegaron: Liliana Madrid, Giuliana Raggio, Wilfredo Colunga, Gilbert Lanoire (del “C”) y también Irma Terrones, Javier Vega, Luis Flores y Roberto Novoa del “B”. Todos llegaron bien, ninguno se hizo problema. La única con cara triste fui yo (en esa época por todo hacía una tragedia). Por más que traté por todos los medios de que me regresaran a mi salón no lo permitieron. El profesor Coloma que en ese tiempo era el Director del colegio me decía que definitivamente no me cambiarían de salón, aunque al verme tan triste me permitió salir a los pasadizos entre clase y clase si yo lo deseaba, para airearme un rato. Y así lo hice muchas veces.

La primera semana me sentí muy mal. Al profesor Coloma le daba pena verme triste y pienso que se sintió mal por eso. Lo que sí me gustó es que ese año nos dieron el salón del tercer piso; éramos los únicos allí y era un salón muy grande; años después lo dividieron en dos. En la segunda semana me adapté y comencé a sonreír. Me daba risa por ejemplo, cuando por cada cosa que hiciera Sergio Saona todos gritaban:” ¡Saooona!, ¡Saooona!, ¡Saooona!”.

El salón “A” era musical. A comienzos del año Roxana Vizcarra se sentaba detrás de mí y llevaba un radito y lo prendía a bajo volumen en plena clase. A mí me daba risa y me sorprendía que lo hiciera; yo jamás me hubiera atrevido. Siempre sintonizaba Radio 1160 y cada hora escuchaba “Sir Duke”, de Stevie Wonder, que era la “canción de la semana”.



También escuché a cada rato “Winter Melody” de Donna Summer.



En mayo, nuestro tutor, el Profesor Tirado le dijo a Alberto Ugarte que era el brigadier del salón que cambie los sitios y ya no supe más si Roxana siguió escuchando canciones en su radio.

A pesar de que yo no estuve los tres primeros años en la sección “A”, sé por Julio Gastiaburú que cuando estaban en tercero, Elena Cuadra le dijo a la Srta. Enma Pajuelo que había conseguido la letra de una canción muy pegajosa en inglés y la Miss le permitió copiar la canción en la pizarra. Como no sabían el nombre de la canción le pusieron por nombre “UUUUUU” y así, con ese título la encontró Julio en las cuatro o cinco hojas en blanco que quedaban al final del libro de inglés para las anotaciones. Y todos se pusieron a cantar la canción a “capella”. Desde la tierra gaucha cada que nuestro amigo escucha “If you leave now” de Chicago, recuerda ese momento de tercero de secundaria. A propósito, ¿Alguien sabe porqué a Julito le decían “Richard Kimble”? No sé si lo llamarían así por su parecido al actor de la serie “El fugitivo”; por lo que fugaba disparado a la salida del colegio o tal vez fue una premonición ya que después de tantos años lo veríamos “fugado” de personalidad, de extremadamente introvertido a completamente extrovertido.

Ese año, aparte de las 2 horas de inglés, llevábamos cinco horas de “inglés comercial” (con un libro verde) con la Miss Juana y nos tocaba las dos últimas horas de los viernes. Ella o alguien llevaba un radio o tocadiscos y escuchábamos canciones de moda en inglés. Parecía una fiesta, creo que a todos nos gustaba terminar de esa manera la semana. Y todos estaban detrás de las letras de las canciones que las conseguíamos en los cancioneros “Funky Hits”. A Alberto Ugarte le encantaba la canción: “I like dreaming” de Kenny Nogan

;

cuando le conseguí la letra se alegró mucho y cada vez que la escuchaba se emocionaba y los ojos le brillaban.

“You’re my world” de Helen Reddy era una canción muy romántica y como no podía ser de otra manera a Betzy Vargas (la más romántica del salón) la canción le encantaba .



En ese tiempo estaba en todo su apogeo la elección de “La más más” de Radio Panamericana. No parecía tan importante decir qué canción ganaba en determinada emisora, sino cuál era “La más más”. Y parecía trascendental saber qué canción sería la ganadora. Para Liliana Madrid la canción ganadora debía ser :”The year of the cat” de Al Stewart



, para Gilbert Lanoire: “Girl, you’ll be a woman soon” de Neil Diamond (una canción antigua que se puso nuevamente de moda en ese año)



y para mí la canción ganadora debía ser “I just want to be your everything” de Andy Gibb.



Y para los tres el tema de la elección era cosa de vida o muerte. Bueno, debo decir, que “La más más” de 1977 fue......”I just want to be your everything”. Lo siento Lili, para la próxima será. Como premio consuelo te puedo decir que tu canción favorita ganó en Radio Miraflores y en 1160.

En Cuarto también nos enseñaron a escribir a máquina con un método muy conocido de las “Escuelas Americanas”. La “asistente” era Juana Pando. Ella nos enseñaba a todos. Quién nos hubiera dicho que al pasar los años, Juanita y Yayo también nos podrían enseñar “Cómo lograr un matrimonio estable y feliz con el enamoradito de colegio”.

Había un curso que se me hacía muy complicado, no entendía nada; sin embargo la clase se hacía divertida cada vez que el profesor enseñaba algo, al escribir sus fórmulas en la pizarra, Raúl Wong levantaba la mano para hacerle ver que lo que estaba diciendo estaba mal. Y eso pasaba a cada rato. Apenas Raúl levantaba la mano todos coreaban: “¡Chino!, ¡Chino!, ¡Chino!” También recuerdo que Raúl llevaba una araña en un pomo y la observaba detenidamente. Asimismo lo vi leyendo libros de química en inglés.

Y las famosas exposiciones, ¡qué aburridas! En un tiempo, aproximadamente en mayo, me di cuenta de que cada vez que le tocaba exponer a alguna de las chicas tranquilas, Hernán Caballero desde su asiento les hacía muecas, supongo que para molestarlas, o tal vez para que se olviden de lo que tenían que exponer. Cuando me tocó exponer, Hernán comenzó con lo mismo. Dejé de hablar y le clavé la mirada en los ojos, inmediatamente se dio cuenta y dejó de hacerlo. Desde allí creo que nunca más volvió a molestar a nadie y a partir de ese momento nos hicimos grandes amigos.

Desde mi punto de vista sólo hubo una exposición, de lejos la mejor de toda secundaria. El tema fue la Segunda Guerra Mundial y nunca vi a ningún alumno involucrarse ni apasionarse tanto en un tema. Definitivamente Félix Medina se lució aquella vez.

Desde que entramos a secundaria yo comencé a engordar, no comía por hambre, sino por ansiedad. En cuarto yo sentía que iba a reventar. Tranquilamente comía 14 panes diarios, quería dejar de comer y no podía. Todos los días me decía a mí misma: “Mañana comienzo una dieta” y el mañana nunca llegaba. Hasta que un día de noviembre dije “basta” y fui a un doctor. Lo primero que dijo es que me debían hacer la prueba de tiroides. Yo sabía que la prueba sería inútil. El resultado no hizo sino confirmar lo que yo sabía: mi problema no era de tiroides sino de “tragoides”. Seguí al pie de la letra el tratamiento. Esa Navidad no comí ni un pedazo de panetón, mi ilusión era llegar delgada a Quinto.

El último día de Cuarto le dije al profesor Coloma que no me cambie de salón el siguiente año, que quería quedarme en el “A”, que ese salón me gustaba mucho. Me miró fijamente y en sus ojos leí: “Todo el año me has molestado por gusto”.

miércoles, enero 21, 2009

Promocion 1978 Reyna de las Americas



Subscribe to ReynaProm78




Powered by us.groups.yahoo.com


martes, octubre 14, 2008

Bodas de Perla-30 years

Y llego el gran dia de nuestra celebracion...La comision se porto como se debe y se logro reunir a mas de 65 amig@s que vinieron de todas partes del mundo y del interior del Peru...pasamos momentos inolvidables y para variar quedo corta la noche...con la esperanza y ganas de poder reunirnos muy pronto para poder seguir disfrutando de nuestra gran amistad que crece y perdura a traves del tiempo.:

"FELICITACIONES A LA COMISION ORGANIZADORA DE LA FIESTA SALIO TODO UN EXITO UN FUERTE APLAUSO COMO DIJO CHARITO POR ESTA AMISTAD TAN BONITA Y VERDADERA QUE TENEMOS DURANTE ESTOS 30 AÑOS. AGRADEZCAMOS A DIOS POR PERMITIRNOS ESTAR UNA VEZ MAS TODOS JUNTOS Y PODER CELEBRAR NUESTROS 30 AÑOS DE HABER SALIDO DEL COLEGIO Y TENER GRANDES AMIGOS CON QUIEN CONTAMOS SIEMPRE!!!!!!!!!!!!!!!!
SALUD POR ELLO!!!!!!!!!!!!!! Y QUE SIGAMOS UNIDOS ASI POR SIEMPRE HASTA EL OCASO DE NUESTRAS VIDAS...........................................DIOS MEDIANTE Y NO NOS OLVIDEMOS JAMAS DE EL , PUES EL ES EL ARTIFICE DE SEGUIR CON VIDA EN ESTE MUNDO, ................HAGAMOS ORACION POR ELLO........................
CECY TEJEDA

Hola amigos :
Apenas vuelto a la vida real (trabajo,responsabilidades,hijos,etc.), ya que lo que vivimos el sabado fue sinceramente un sueño; quiero aprovechar la oportunidad y cuando todavia resuenan en mi cabeza las melodias de la Seventy Seven; para dejar sentado mi más sincero agradecimiento a todos los que participaron de esta fabulosa fiesta del reencuentro 30 años despues.
Espero no ser demasiado extenso, pero tengo que empezar por Italo y Anita quienes con su calidez de bienvenida (que verguenza , fui el 1ro en llegar) disiparon x completo mis temores de no poder adaptarme a tanta gente "nueva" que no lograba recordar.
Parecía la fiesta de Marina Zeballos en sus 15 añitos a la que tampoco quería entrar de " chupado" que era nomás .
A Raúl Wong y los hermanos Ochoa que en agosto me hicieron prometer que vendría( y fiel cumplidor vine); a mi familia y amigos de la Argentina que movieron cielo y tierra para conseguir pasajes y licencias pertinentes a los fines de lograr escaparme por unas horas del trajín de las obligaciones.
A todos Uds. amigos (los que fueron y los que no) que lentamente iban perfilando detalles de nuestra reciente juventud (glup!!) e iban despertando mi memoria dormida de los momentos que vivimos en ese secundario del "Reina"; demás está decirles que a pesar de haber estado sólo 3 años con Uds. siento que hubiese sido toda la vida.

A los que no están más ,pero que sin embargo los sentí más cerca que nunca (incluída mi viejita linda que siempre me decía que debía conservar ese hermoso grupo que había formado en la escuela).
En fin,cuantas cosas ,no? lo último pedir disculpas si en algún momento se me salió la cadena de cordura ; lo que pasa es que no acostumbro tomar bebidas espirituosas y ese momento era inevitable.
Me deje la memoria de la camara en el lugar equivocado asi que apenas la recupere les envio las fotos y filmaciones que hice.
Les mando este link de una propaganda de cerveza que fue muy exitosa x aki y es en referencia a un detalle que sobró en nuestra fiesta: LA BUENA ONDA AMIGOS!!!
Gracias de nuevo y hasta siempre....Julio Gastiaburu

Hola a todos los de la PROMOCION 78,quiero que sepan que lo pase fenomenal,una noche de encanto,de mùsica,de evocar el pasado,de baile,de conversaciòn,de nostalgia,de buena comida y bebida,de sonrisas,risas,amistad,de reconocer y de que me reconozcan porque sòlo estudiè los ùltimos 3 años con ustedes,tambièn de fotos y màs fotos y filmaciones. Sobretodo FELICITO CON ADMIRACION Y AGRADECIMIENTO A LA COMISION POR SU ORGANIZACION,DEDICACION Y DETALLES,que DIOS les de larga vida y salud para seguir manteniendo ese espìritu alegre y màgico que nos une a todos sea que estèn en el extranjero o en provincia o en Lima. Al ver las fotos recièn pude reconocer a CHRISTIAN CABALLERO y con pesar no lo vì ni pude saludarlo en la fiesta,lo mismo a PACO MIRANDA Y A GIULIANA RAGGIO,es algo que me entristece un poco,pero bueno habràn màs reuniones y espero que asistan todos,es mi mayor deseo para nuestra PROMOCION 78. GRACIAS POR SU CALIDEZ Y AMISTAD Y PORQUE CADA VEZ QUE VOLTEABA HACIA UN LADO O HACIA OTRO ME REGALABAN UNA SONRISA. Un abrazo. LILIANA ESCALANTE MINI.


Hola amigos, ante todo quiero felicitar a la Comisión por la excelente organización de la fiesta. Asimismo agradecerles a todos por su amistad que perdura en el tiempo, me dio mucho gusto en especial encontrarme con compañeros a quienes no veía desde que egresamos (los que no pudieron ir a la reunión de los 25 años o al almuerzo en el colegio el año pasado). A quienes no pudieron estar presente físicamente, pero sí en espíritu también les reitero un gran saludo (Marina, Luisa, Emilio y dejo de contar pues temo omitir muchos nombres). Acá les envío unas fotos para seguir reviviendo estos gratos momentos.
Saludos,
Raúl Wong

Amigos:
Fue una reunion muy especial despues de un tiempo largo pero pareci­a que nos habiamos visto ayer lo que me hacia verificar que la amistad no tiene tiempo largo o corto es simplemente amistad. Casi la mayori­a no me podi­a reconocer y algunos tuvieron que hacer un esfuerzo adicional pero con el tiempo unos cambian y otros no tanto.

En cuanto al camion que era de color azul, anaranjado y llantas negras. Ese camion fue participe en una gran gamas de juegos con mis hermanos lo disfrutamos mucho.

Escuche el dia de la fiesta de los 30 que habi­a la idea de hacer una asociacion hoy la internet permite que estemos mas cerca que avances hay hasta el momento cuente conmigo para eso.



Saludos,
Pepe Vidarte

Etiquetas: , , ,

martes, septiembre 09, 2008

Bodas de Plata Prom. 78-Octubre 2003


Esta es una foto del reencuentro de las bodas de plata de Octubre del 2003....este Sábado 4 de Octubre del 2008, nuevamente nos volveremos a reunir para celebrar nuestros 30 años, "Bodas de Perla" de egresados del Reyna...habrán caras nuevas que no estuvieron el 2003...tal vez otros no podrán estar...pero si estarán con nosotros en nuestros pensamientos y espíritu 2 de nuestros amigos que estuvieron con la Promoción ese día hace 5 años...Marcos Naldos y Maruja Tejada, se nos adelantaron prematuramente, pero estarán disfrutando desde la enternidad el hecho que nuestra amistad perdure a través del tiempo y nos podamos encontrar una vez mas en un sincero abrazo...

Etiquetas: ,

sábado, enero 12, 2008

Un dia como Hoy

Violetita Merino nos hizo recordar el año pasado que cumplíamos 40 años de haber ingresado al colegio...fue un 3 de Abril de 1967...Para ir calentando motores por nuestros 30 años de haber salido del Colegio, lean esta dulce semblanza que hace Viole de nuestras experiencias ese dia...disfruten la lectura:

"Lunes 3 de abril de 1967. Un grupo numeroso de miembros de nuestra promoción, siendo niños asistió por primera vez al colegio "Nuestra Señora de Guadalupe", otro grupo a "San Ricardo" y otro grupo más pequeño a "San Norberto". Así se daba inicio a "Nuestros Años Maravillosos".

Han pasado exactamente 40 años de ese día. La mayoría de los niños de ayer hoy son padres de familia, algunos son abuelos y algunos nos dejaron físicamente y se adelantaron al encuentro del Señor; sin embargo vivirán por siempre en nuestros corazones.

Aunque muchos no se acuerdan del primer día de colegio, fue ese el inicio de nuestra gran amistad, la cual perdura y se consolida aún más. En realidad, no para todos fue el primer día de colegio. Algunos compañeros entraron al colegio unos años antes y otros como Gilbert Lanoire llegó al tercer día.

Al conmemorar hoy una fecha tan especial, Georgina y yo pensamos hacer un pequeño homenaje, visitamos nuestro colegio Guadalupe y tomamos 26 fotos. La Directora del colegio, Sra. Lourdes Salaverry (quien aparece con Georgina en una de las fotos), a pesar de no haber sido nunca nuestra profesora nos atendió con mucho cariño. Su madre, la señora Luisa de Salaverry nos enseñó a algunos en Primero "A". Siempre la recuerdo agitando una cajita en la que ponía niestros números de orden y así nos hacía intervenir. Apenas yo escuchaba el número "43", ya sabía qaue tenía que contestar la apregunta. Lamentablemente, la señora Luisa de Salaverry falleció hace seis años.

La señora Lourdes nos permitió entrar a los salones, al patio. "Están en su casa, pueden ir por donde quieran"- nos dijo. Los salones estaban siendo ambientados, aún no estaban listos para el inicio del año escolar. Así como hace 40 años tuve muchos deseos de asistir al primer día de clases, esta vez tuve muchos deseos de regresar a nuestro hermoso colegio Es algo que quise hacer desde hace muchos años.

El primer salón al que entramos fue el de Transición ("B"). Las primeras cuatro fotos corresponden a Transición. El salón se ve diferente porque en la parte de atrás (que daba al parque) han hecho un patio grande para inicial con juegos y figuras de colores. Han abierto puertas para que los niños pasen del salón a su patio (por eso es que el fondo se ve diferente).

En Transición las carpetas eran bipersonales o en todo caso las juntábamos. En la foto que aparezco agarrando una carpeta es el lugar en donde me sentaba en el primer semestre con Luciano del Castillo.
En el segundo semestre nos separaron en cinco filas. Las filas guardaban relación con el rendimiento escolar. A mi costado, en la carpeta bipersonal se sentaba Félix Medina (era la época en que le decíamos Álvaro y me contaba que de grande quería ser médico).

Ese año hubo la elección de la "Reina de la Primavera". En Transición "A" creo que salió Irma Terrones. En Transición "B", el resultado fue así:
- Quinto Puesto: Cecilia Tejeda
- Cuarto Puesto: Anita Castillo
- Tercer Puesto: Lorena Alessi
- Segundo Puesto: Esta humilde servidora
- Primer Puesto: María Teo Cabrera

El día de la premiación, a Lorena y a mí la profesora nos puso unos listones de papel crepé en la cabeza (eran tan feos que al poco rato me lo quité, parecían orejas de conejo).
Con motivo de la primavera, se hizo un intercambio de regalos. No recuerdo si a mí me tocó regalarle a José Vidarte o si a él le tocó regalarme a mí. Lo cierto es que yo regalé un camión de plástico y a mí
me regalaron una canastita verde con una flor anaranjada llena de caramelos. El regalo me encantó y por mucho tiempo conservé mi canastita.

La quinta y sexta foto corresponden al salón de Kinder. En ese momente la emoción llegó al punto máximo. Regresar a ese salón fue siempre uno de mis grandes anhelos.
Cuando frisábamos los cinco años en Kinder, todos éramos amigos. No se marcaban los grupos como después, de acuerdo al temperamento de cada uno. Se podría decir que todos éramos igualmente amigos de todos. Al vernos cada día en las mañanas no nos preguntábamos: "¿Cómo estás?, Qué has hecho?, Cómo están en tu casa?". Simplemente entrábamos al salón, cantábamos y jugábamos mucho.

Había una niña- que aunque no se sentaba cerca de mi carpeta- cada mañana en el salón nos mirábamos y sonreíamos ( es la primera manifestación de saludo que yo guardo). Poseía una sonrisa muy tierna; la sonrisa dulce que sólo nuesta querida y recordada amiga Maruja Tejada podía tener.

Las imágenes 6373, 6374, 6375 y 6376 corresponden al salón que tuvimos en Quinto ("A"). Al entrar al salón los recuerdos nos bombardearon unos con otros. Georgina y yo nos tomamos las fotos en un lugar muy aproximado al que ocupamos en 1973. Pudimos comprobar que las carpetas son las mismas. Ya no hay persianas sino cortinas. Pudimos apreciar con mucho gusto que siguen la tradición de llevar libros de la biblioteca a los salones (antes llevábamos los libros los viernes y los regresábamos los lunes; es la mejor manera de incentivar la lectura). Los salones cuentan además con televisores.

Entrar al patio fue igualmente una experiencia encantadora. No ha cambiado mucho. Me llamó la atención ver un "mundo" pintado en el piso. Siempre recordé un mundo trazado con tiza en el piso antiguo. Yo pensaba que los niños de ahora ya no jugaban eso.
Al entrar al patio se me vinieron una serie de imágenes. En una de ellas, estábamos en Kinder jugando al lobo ( eso de "Juguemos en el bosque mientras que el lobo está, lobo está. ¿Lobo que estás haciendo?") Y vi a Emilo Persivale haciendo de lobo persiguiendo a todos con una sonrisa muy pícara. Y todos gritando y corriendo.

Otra imagen fue la de Andrés Ticona con toda la cara rojísima y la Miss Adile lo tomaba de los hombros. Yo me asusté y pensé que se había roto la cabeza. Pasado el tiempo, pienso que se debió atorar, no podía respirar y por eso tenía ese color tan rojo.

También recordé como una vez en el patio, cuando estábamos en Kinder, a un niño que siempre se acercaba a mi carpeta, sus amigos lo empujaron a propósito para que me chocara. A mí no me hizo ninguna gracia. Al regresar a casa le conté a mi mamá lo que había sucedido con este niño (cuyo nombre no revelaré).
-Ya me hartó- le dije a mi mamá. (Era la primera vez que yo usaba la palabra "hartó". En ese tiempo yo sentía una enorme satisfacción cuando me daba cuenta que incorporaba una palabra nueva a mi vocabulario).
Mi mamá entendió: "Ya me besó".
-¿Te besó?- preguntó aterrada mi mamá.
-No, ya me hartó- contesté. Y la tranquilidad volvió al rostro de mi madre.

Desde el día que regresé con Georgina al colegio, he recordado a todos mis amigos que estudiaron conmigo en el "Inolvidable Kinder B", y con un poco de esfuerzo he logrado verlos a todos y cada uno de ustedes con sus caritas de niños. Vi un rostro, un recuerdo muy vago de un niño y me percaté que involuntariamente omití su nombre cuando mencioné a los amiguitos de nuestro salón en el relato del "Primer día de clases". Se trata de Isaac Pancorvo.
Pude ver a Maruja y a Zoila Rivas (con sus trenzas largas), tan niñas ambas, con el guardapolvo plomo corriendo contentas en el patio. Y así se sentirán al saber que siempre las recordaremos.

Bueno, queridos amigos, mejor paro de escribir, sino no termino nunca. Los invito a que disfruten de estas fotos que tomamos con mucho cariño para ustedes, especialmente para nuestros compañeros que residen en el extranjero. Les recomiendo que vean las fotos tal cual aparecen el el "álbum de Georgina", en la parte baja de este mensaje.
Sólo me queda decir que el colegio sigue siendo tan lindo como antes. El ambiente es muy acogedor, muy cálido. La señora Lourdes Salaverry sigue la mísitica del colegio y la presencia del Padre Thomas se siente por todos los rincones.
¿Y quién nos contará algo de San Ricardo, el Padre José, la Miss Olinda, el lindo uniforme de las niñas con su corbatita michi y su bonette azul?

"FELICES BODAS DE RUBÍ"
Violeta

miércoles, diciembre 05, 2007

Prom78 Reencuentro casa de Maritza-Diciembre 2006

martes, diciembre 04, 2007

Reencuentro Salon de las Americas-1989

Bodas de Oro Reyna de las Americas-Prom 78 Presente!!

martes, noviembre 14, 2006

Los Quinceañeros de la Prom 78




Estas fotos corresponde al Quiceañero de Marina Charo Zevallos en Septiembre de 1977...a ver si se reconocen... después de mas de 30 años hay much@s que estan igualit@s (o mas parecidos a sus abuelitos)...

Etiquetas: ,

Prom 78, Olimpiadas 1974


Esta foto ha salido del baul de los recuerdos de Ada y Walter Torres...

Comenzando de la fila de atras, estan: Profe Alvarez, Miguel Berrocal, Christian Espinoza, Walter Aguero, Walter Torres

Juan Segundo Ochoa, Raul Botetano, Harry Morales, Pepe Belevan, Wilfredo Colunga, Hector Cavero, Jorge Chilmaza, Guido Carrasco, Luigi Patuzo, César Basurto

Federico Espinoza, Fernando Silva, Fernando Varillas, Charlie Galloso, Javier Otoya, Aldo Lazarte, Manuel Cossio, Juan Brandariz, Francisco Miranda...

lunes, noviembre 13, 2006

Guadalupe-Huaylas!!

Esta foto es del 72 o 73...De izquierda a derecha hombres:
Willy Toledo, Giuliano Binasco, Pepe Mendoza, Cesar Basurto, Marcos Naldos, Jorge Rios, Juan Pablo Ochoa, Juan Orellana

Chicas: Pilar Ojeda, Cecilia Tejeda, Vilma Lozada
Chicas 1ra fila: Lourdes Espejo, Charo Bellido, Lizzy Vargas, Charo Huambachano, Jessica Naldos...

Seguiran zapateando igual??? Posted by Picasa

jueves, noviembre 02, 2006

Ultimo dia Prom 78


Esta foto corresponde al último dia de clases de 1978...entre otros se puede apreciar a Walter Torres, Ada Diaz, Gilbert Lanoire (metiendo la cabeza en medio de ellos) Giuliana Raggio, Huevo Reyna, Ronald Hidalgo, Milagros Quivaqui entre otros buen@s amig@s Posted by Picasa

Antes y después

En la 1ra foto estan César Velasquez, César Basurto, Miguel Berrocal, Walter Torres y Walter Aguero... unico que falta en la segunda foto es Aguero... Posted by Picasa

1977-1978 Cambio de mando

Estas fotos son del dia en que nuestros brigadieres generales Veronica Carrasco y Juan Brandariz recibieron sus respectivos cordones...asimsmo las escoltas Norma Guzman y Carlos "Zulu" Orellana (que sera de sus vidas???) recibian sus gallardetes de parte del profe Alvarez y la Madre Adela respectivamente Posted by Picasa

sábado, septiembre 09, 2006

Hector Lavoe & Willie Colon-Los mas grandes de la Salsa

Nuestra promo es salsera por excelencia y en nuestras fiestas nunca falta la musica de Willie Colon y Hector Lavoe

domingo, agosto 20, 2006

La Parranda de Panama

Cuando comenzabamos la secundaria estas tonadas nos hicieron bailar y veiamos como los de las promos 74 y 75 se vacilaban a su ritmo...hagan click en el link para escuchar la parranda:

viernes, agosto 18, 2006

Seguro que muchos tomaban su leche con el tio...

El tio Johnny

We All Together - "Lo Mas Grande Que Existe es el Amor"
Y por supuesto, buen rock peruano...pionero del rock en español..

jueves, agosto 17, 2006

Gol de Cubillas Peru vs Scotland, Argentina '78
Y por supuesto, recordando 1978 no pueden faltar los goles de Cubillas...

The Best of Bread-If

Para l@s romanticon@s...

Fruko y sus Tesos El Preso

Esta la cantabamos los que nos fuimos al CMLP esperando los sabados de salida...

Gloria Gaynor - I Will Survive

Quien no se acuerda haber movido el esqueleto al compas del morenaje Gloria G...

Recuerdos 1978

A ver gente de la Prom. 78, para calentar cuerpos y reactivar la dinamica de recuerdos del colegio, chequeen este videito de Grease:

sábado, septiembre 24, 2005

Kindergarten A, Por Elizabeth Herrera

Hi amigos como estan: Elizabeth Herrera
kindergarten A

Yo sinceramente tengo recuerdos muy aislados, el primer dia de clase todos lloraban oia unos llantos desgarradores y yo observaba, yo desde los 3 anos iba a la escuelita asi que no me llama la atencion mas bien yo me preguntaba porque lloran tanto estos ninos? no se la memoria que Uds. tienen es increible, yo era bastante introvertida durante la primaria casi no tenia amigas me acuerdo mucho de Anita Valencia, Alicia Lopez las clases de Ballet, tengo fotos saliendo despues de una actuacion del salon de las americas, la profesora Julia recuerdo era muy estricta, lo que me divertia mucho era la formacion AL salir, con la policia escolar, nos dividian por sectores me entretenia mucho esto. luego cuando elegian brigadier todo el mundo queria serlo y cuando elegiamos esto era un proceso con mucha seriedad. Me acuerdo tambien de la Senorita Violeta que iba muy coqueta bien pintada con un pecho que me parecia increible uno de nina todo lo magnifica, tenia mucha paciencia y era tan pequenita. La Miss Rosalinda muy estricta pero los chicos miraban sus piernas por las faldas que ella usaba. En fin, recuerdos...me acuerdo de Raul Wong, Flor Guibu, Felix Medina que eran los que mas destacaban a mi siempre me gusto mucho el curso de Ingles y mis calificaciones eran buenas esta formacion me ayudo mucho ya que desde ninitos el Ingles era muy intensivo. En quinto de primaria hice una fiesta de luces sicodelica estaba en toda moda me acuerdo y jurabamos que eramos mayores la pasamos muy bien. recuerdo a Roxana Vizcarra muy bailarina. Bueno amigos saludos, cuidense. Besos,
Elizabeth Herrera

viernes, septiembre 16, 2005

Bodas de Plata, por Jose Luis Emilio Belevan Finetti

Asi vivi la el reencuentro:


Desperte a las 7:05 am...la noche anterior habia dormido poco y me esperaba un sabado intenso. En pocas horas debia estar en la misa que daba inicio a las celebraciones de las Bodas de Plata de haber terminado el colegio. Un par de horas mas de sueño no hubieran venido mal,pense. Pero ni modo; unas cuantas estiradas, algo de noticias y brinco de la cama para empezar a alistarme. Afeitada,duchazo y listo. Terno azul,camisa blanca,corbata gris. No,no va. Corbata azul y un par de nudos Wilson,clásico y me animo por el primero. Listo?. No,no va el azul del
terno con el de la corbata. Se complica la cosa. Finalmente encuentro una corbata amarilla con rayas azules del mismo tono del azul del terno. Ahora si. Llego a las 11:30 a.m. a la iglesia. Queee??? Me equivoque de dia???. No hay nadie. Desde afuera veo al interior a traves de las puertas que lucian abiertas de par en par. Nadie adentro. Me alivio al ver a un lado de la explanada de la iglesia a un grupo de personas que charla amenamente.P ara un taxi a mi costado y veo bajar a alguien y lo identifico al toque. Es Luciano Del Castillo. Me acerco al grupo y la primera sorpresa. El cholo Persivale ha venido a las celebraciones desde Miami y valoro su esfuerzo. Del avion a la cancha-,bromearia después. Es que habia llegado hacia prácticamente minutos. Sigo saludando y veo a Silvia Iturraran que esta igualita. A un costado Susana Ganoza, Lorena Alessi, Marina Zevallos, Norma Palma. Continuo y oh!!! sorpresa . Me encuentro con un rostro cuyos ojos hablan por ella. Es Jessy Portocarrero. No la veia hacia mas de 25 años. A mi mente llegan recuerdos de nuestros dias de clase en la primaria. Al rato aparece en la escena Verónica Carrasco. Peinado espectacular,vestido largo con escote. Y que escote!!!.
11:45,11:50,11:55.Somos poquísimos. Llega Ronald,Chule,y algunos mas. Milagros Quivaqui llega y pocos la reconocen. Cabello corto y cuerpito de veinteañera. Full gym y nada de comidas de noche es el secreto. Guido Carrasco quien tambien vino de USA se me acerca y me saluda. Siempre cumple. Llegan Giuliano,Luisa Zevallos. Veo algunos rostros que me cuesta reconocer. Necesito ayuda. Me asesoro y recien voy recordándolos. Saludo a Blanca Charella, los hermanos Naldos. Al ingresar me ubico adelante al lado del pasillo. A mi derecha se sienta Paquito Miranda. Mas adelante Yayo Catacora , Juana Pando y Maritza Otiniano. Atrás algunos profesores. Estamos retrazados. Tenemos que empezar con los que estamos. Empieza la ceremonia. Larguísima. Mas de dos horas pero amena con anécdotas y todo. Termina y tenemos que volar al colegio para la clase del recuerdo. Entramos por la puerta de Canada y directo al aula que era de 1°A. En ese salon estudie yo y se llamaba Alfonso Ugarte en los tiempos en que cada salon tenia el nombre de un heroe,escritor o procer. Me invade la nostalgia. Saco la cuenta y resulta que hace 29 años que no entro ahí. Cuantos recuerdos de esas cuatro paredes. Las locuras de Juan Morales,los partes de
disciplina de Felix Medina. Los gritos de Saona,Saona mientras golpeábamos las carpetas cual grito de guerra. En ese salon estudiábamos los “angelitos”. Y me incluyo.
Llegan los profesores comandados por Raul Vera. Ademas Coloma,Alvarez,Ruth Ugaz y alguno mas al que no conoci. 50 alumnos han venido para esta clase. A salon lleno, pues me di el trabajo de contarlos. Empieza la clase previa invocación del Profesor Sanchez a la Virgen de Guadalupe y Reina de las Americas por su protección. El curso es Literatura. Modernismo.Post-Modernismo. Vanguardismo. Chocano,Valdelomar,Vallejo. Me quedo con este ultimo,lo mas grande de la literatura peruana. Y se nos fue temprano.La clase termina con Masa... “al fin de la batalla y muerto el combatiente...”. Develacion de la placa recordatoria,brindis,yuquitas...breve charla y palabras del Cholo Persivale de homenaje a nuestros maestros. Cuanto de razon tienen!!.
4:30 p.m.y salgo rumbo a casa para descansar y estar o.k. en la noche. Llego y me acuesto,desconecto los telefonos. Quiero dormir!!!. Estoy viendo un aburrido partido repetido por el cable. Es del futbol peruano asi que mejor inductor del sueño no hay,pero nada. Otras veces funciona pero esta vez nada. No duermo nada. Solo doy vueltas en la cama. Asi me dan las 7:30 p.m.. Otro baño,vestirse y volar al Circulo Militar. Me siento al volante del auto y un ataque de responsabilidad me invade. No debo llevar auto hoy. Por mi mente aparecen los spots publicitarios de si manejas no tomes y si tomas no manejes. Ademas que a la policia se la respeta,no?. Decido ir en taxi. Llego al local y lo mismo del mediodia. Pocos han llegado y son las 8:30 p.m.
9:10 p.m. y se ordena ingresar al salon Zarumilla. Super bien decorado. 10 mesas con 10 sillas vestidas cada una. Sobre cada mesa la relacion de los asignados a ellas.
En mancha empiezan a llegar y ya hace falta un trago. Asi que Luciano se anima a abrir un vino tinto que ha llevado caleta el cual nos terminamos con Verónica,Lorena, Mila,Roxana Scheggia y pareja . Me acuerdo que tengo la “solucion”. Tengo unas botellas de buen pisco quebranta en la maletera del auto. Me pongo de pie pero antes de dar el primer paso me siento. Cual auto? Si lo deje en casa...plop!!.Protocolo y lectura de emotivo mail de Cesar Basurto. Gran ausente,gran amigo y gran persona. Lo lee Elizabeth Vargas y a mas de uno deja un nudo en la garganta.
Empieza la cena que estuvo buenaza. Despues fotos.fotos y mas fotos.Solo los hombres. Solo las mujeres. Todos juntos. Con los profesores. Arranca la musica.Del 78,79,80. Cuantos recuerdos de la epoca. Al rato... “por la esquina del viejo barrio lo vi pasar”...Pedro Navaja y salgo a bailar con Charito Bellido quien lucia un peinado a lo Barbara Eden (la bella genio). Muy guapa ella y extrañando al novio que anda por Italia. Vino desde Canada para la reunion al igual que Mila.
Llega Tito Novoa y se da la chambaza de saludar a cada asistente uno a uno. Facil unos 100. No lo reconozco Hubiera pasado un mes tratando de identificarlo y de seguro que no lo logro. Me alegro de verlo. Tragos van,tragos vienen. Con Charly,con Luigi Patuzzo. Saludos y abrazos por doquier. Bailo bailo y sigo bailando. Con Marina Zezallos y Ana Maria Urteaga quienen son unos trompos.Me preguntan por mi hermana Liliana ,quien no pudo asistir y que tambien es de la promocion.. No doy mas. Una mas con Giuliana Raggio. Ahora si paro. Me siento con Carmen Picon y Liliana Madrid .Un par de tragos mas. Y otro y otro. Otra salsa y bailo con Verónica . Un traguito mas cuando y en eso.... “halla en el camino real ahí un hombre ha aparecido...” ... “se parece,se parece,se parece a tu marido...”la parranda de Panama; aquella que escuchábamos en 1° de Secundaria durante los recreos cuando la prom.74 egresaba y que marco nuestras vidas.No podia faltar.Salen casi todos a bailar. Todos cantandola y bailándola a la vez pues la letra nos la sabemos
de principio a fin.Rondas parejas al centro...1,2,3, afuera. Entra otra...1,2,3,,afuera. Algarabía total. Palmas en alto,tuneles,bellos recuerdos. Acaba y arranca el Toque a Toque de Rulli Rendo. YA NO YA...parenla. Empiezo con Cecilia Tejeda y acabo con Charito Bellido. Arriba,abajo,saltitos. Se va extinguiendo la fiesta. Donde la seguimos??. En Cieneguilla,dice alguien. Muy lejos,se quejan otros. Estoy cansado y no doy mas. He dormido poco ayer. Mientras salgo de la fiesta voy pensando y torturándome a la vez:los años no pasan en vano. Miro al cielo y la luz crepuscular me recuerda que el nuevo dia empezo ya hace ya varias horas. La fiesta quedo atrás. Dentro de cinco años nos reuniremos nuevamente. Celebraremos 30 años de haber salido del colegio. Muchos rostros seran los mismos. Otros quiza no estaran como esta vez quienes partieron tras un futuro mejor a destinos lejanos. Quiza algunos de ellos se incorporaran...no lo se. Pero lo importante sera estar siempre unidos por un sentimiento de amistad cultivado durante la etapa mas bella de la vida: la de colegiales...

Saludos cordiales,

Pepe Belevan

Recuerdos del Colegio por Juan Segundo Ochoa

Voy a felicitar a Raúl Wong por su extraordinaria memoria para recordar los detalles. La verdad yo ya ni me acordaba de los trabajos manuales, pero leer esto hizo que regresara en el tiempo. Recordé que la bolsa que fabriqué salió flaca igual que yo porque ajusté mucho el punto con la famosa soguilla y me dieron ganas de hacerlo de nuevo soltando mas el punto y usando una soguilla mas suave porque la que usé era muy aspera.
La cruz de madera para pegar los choros encima si me salió bien.

Recordé que dejamos con Juan Pablo el colegio San Norberto terminando tercero de primaria. Tambien recordé que fuí primer puesto en 3ro. de primaria y que estudiaba solo. Esto cambió cuando me cambiaron de colegio al Guadalupe porque no conociamos a nadie y no se Juan Pablo pero yo perdí mi seguridad, no teniamos amigos ni conociamos a ningun profesor, ya no estudiaba solo porque no me daban ganas. También le pregunté a mi mamá porque nos cambiaba de colegio y me dijo que el Guadalupe era mejor y tuvo razón, era un colegio un poco mas exigente; hasta que nos acostumbramos a los nuevos amigos, Uds. y a los profesores, etc. Varios veniamos de otro colegio. Raquel Pino, Hector Carrasco también.

Recuerdo que la miss Luisa Padilla llamaba a la lista y todo el mundo decia "Here" y no estaba seguro si decirlo o no, la cosa es que cuando me llamo yo le conteste "creo que dicen here" y la gente se rió" y me dió verguenza. La miss Luisa Padilla me puso una cara de desagrado y le agarré pánico al curso de Ingles y la verdad aprendí muy poco hasta que terminó tercero de media y me fui al ICPNA en cuarto.

Recuerdo que al llegar al Colegio Salesianos de Huancayo; creo que así se llamaba, nos separaron a los hombres de las mujeres en dos grandes salones con camas y otras de tipo camarote; tambien colocaron algunos colchones en el piso porque no alcanzaban. En la noche metamos vicio con las linternas, otros decian UHHHHHH como fantasmas para asustar por que recuerdo que era muy oscuro de noche.
Recuerdo que ese colegio tenía una cruz enorme y habia una feria el Domingo o fin de semana donde vendían souvenirs y otras cosas, ahí me compré un ídolo de madera tipo inca para colgarse al cuello y que me gustó apenas lo ví , mi Padre todavía lo guarda como recuerdo de esa gran aventura que vivimos; la de salir tan lejos sin nuestros padres. Alguien se baño en ese colegio de Huancayo con el agua que era helada y me sorprendí muchisimo. Fue Juan Orellana, Binasco tal vez?, prestame tu memoria Chino que ya no me dá y le dije que se iba a enfermar y me dijo que no, que el todos los dias se bañaba con agua fría y me dije a mi mismo espera a que llegues a Lima para bañarte si no mancas. Tambien recuerdo a la miss Rosalina de Paiva que se quedó dormida mucho rato en el tren de regreso con sus famosos lentes de gata puestos y aprovechando me acerque un poco para verla bien, recuerdo que pensé que se merecía ese descanso con todos los diablos que tenía que cuidar junto con los demas profesores.
Otra cosa que recuerdo es que me compré zapatos Teddy de Diamante con zuela de jebe igual que mi estimado amigo Hector Carrasco (un saludo para tí Hector) pero yo era un destructor y el zapato le dí vuelta en dos meses y mi viejo me regresó a los de zuela que duraban mas en un santiamen.

Ahí está mi granito amigos. También pasamos por la secundaria no? cuenten algo pues, no solo de primaria.
Un abrazote para todos
Juan Segundo Ochoa Martínez